Relación entre complejidad de la variabilidad de la frecuencia cardiaca y neurodesarrollo en niños con hipotiroidismo congénito Público Deposited

El objetivo de este trabajo fue determinar la asociación entre la complejidad fractal de las fluctuaciones en la frecuencia cardiaca (FFC) e indicadores clínicos del neurodesarrollo en niños con Hipotiroidismo Congénito (HC) bajo tratamiento hormonal sustitutivo. Se planteó la hipótesis de que la complejidad de las fluctuaciones en la frecuencia cardiaca o intervalos del periodo cardiaco en niños con HC bajo tratamiento hormonal se encuentra alterada y refleja la condición del neurodesarrollo; de manera tal que las diferencias en los niveles del neurodesarrollo deben reflejarse en la complejidad de la dinámica de la frecuencia cardiaca. A partir de un grupo de 62 niños con HC con edades entre los 36 y 50 meses, y que estaban bajo tratamiento hormonal sustitutivo, se generó una base de datos documentada con valoraciones clínicas, escalas de neurodesarrollo, estudios hormonales de T3 y T4, y series de tiempo sobre FFC. Para estas ultimas, a cada niño se le tomó un registro de 10 minutos de las fluctuaciones del intervalo R-R, en un estado conductual de vigilia, obtenidas como el intervalo de tiempo entre las ondas R del ECG. Las series de tiempo fueron analizadas con técnicas de estudio no lineal como el análisis de fluctuaciones sin tendencias (que proporciona el exponente fractal de corto plazo α1) y la entropía de muestra en múltiples escalas (EM). Estos índices de complejidad e irregularidad se relacionaron con las escalas de neurodesarrollo; evaluaciones de maduración mental de Bayley a los dos meses de edad y desarrollo de Gesell desde los dos primeros meses hasta los 36 meses de edad en los niños con HC. Para esto se establecieron tres grupos de parámetros de estas escalas: a) valores individuales de las escalas de Bayley y Gesell, b) promedio normalizado de las valoraciones de las escalas de Gesell y c) coeficiente global de neurodesarrollo normalizado. Los valores de α1 y EM fueron agrupados mediante un algoritmo de conglomerados obteniendo casos con (subgrupo 1) y casos sin (subgrupo2) alteración, los casos con alteración en complejidad fractal se consideraron aquellos cuyo valor α1 → 1.5 (α1=1.35 ± 0.09, n=29), y sin alteración aquellos cuyo valor α1 → 1 (α1 =1.07 ± 0.08, n=33). Los casos agrupados con alteración en entropía de muestra (valores bajos, n=25) se consideraron con EM de 1.53 ± 0.18; en tanto que los casos agrupados sin alteración (valores altos, n=37) con EM de 1.87 ± 0.10. En el análisis estadístico se obtuvo la correlación entre los valores de las escalas de neurodesarrollo y α1 o EM, así como la comparación de medias con prueba t de Student para muestras independientes en las escalas de neurodesarrollo para los grupos con (1) y sin (2) alteración en α1 y EM. En todos los casos se valoró la normalidad en la distribución de los valores por prueba y se utilizó un nivel de significancia con p< 0.05). El coeficiente global de neurodesarrollo y el α1 resultaron con R = 0.149 (p < 0.05). No obstante no se encontraron correlaciones significativas entre el α1, EM y las otras valoraciones individuales de las escalas de neurodesarrollo evaluadas. En el análisis de medias de las valoraciones de las escalas del neurodesarrollo y α1, se encontraron diferencias significativas entre los grupos antes mencionados: en la escala motora de Gesell individual a los 2 meses (valor mediosubgrupo1 = 0.607 ± 0.222, valor mediosubgrupo2 = 0.727 ± 0.246, p = 0.048), en el promedio de la escala adaptativa de Gesell a los 6 meses (valor mediosubgrupo1 = 0.775 ± 0.104, valor mediosubgrupo2 = 0.851 ± 0.115, p = 0.010). Con EM se encontraron diferencias significativas en el promedio de la escala adaptativa de Gesell a los 6 meses (valor mediosubgrupo1 = 0.774 ±0.111, valor mediosubgrupo2 = 0.844 ± 0.111, p = 0.019) y en el promedio de la escala motora de Gesell a los 24 meses (valor mediosubgrupo1 = 0.957± 0.105, valor mediosubgrupo2 = 0.899 ± 0.082, p=0.020). Con el coeficiente global de neurodesarrollo también se encontraron diferencias significativas con α1 (valor mediosubgrupo1 = -0.181 ± 1.042, valor mediosubgrupo2 = 0.167 ± 0.935, p=0.0008). Adicionalmente los valores de las medias de la frecuencia cardiaca, los índices de complejidad e irregularidad α1, EM y el parámetro RMSSD del grupo de niños con hipotiroidismo congénito se compararon con los respectivos valores de un grupo de niños sin hipotiroidismo congénito. Se encontraron diferencias significativas en EM (valor mediosin_HC 1.8 ± 0.8, valor mediogrupoHC 1.7 ± 0.2, p = 0.0259), frecuencia cardiaca (valor mediosin_HC 101 ± 11 lpm, valor mediogrupoHC 109 ± 9 lpm, p = 0.0001) y RMSSD (valor mediosin_HC 25 ± 11 ms, valor mediogrupoHC 36 ± 16 ms, p = 0.0002). Los hallazgos de la presente tesis sugieren que en niños con HC controlado, los niveles de neurodesarrollo se vinculan con alteraciones en la dinámica de las fluctuaciones de la frecuencia cardiaca. Así, alrededor del 15% (R = 0.396) de los cambios en α1 de las FFC se pueden asociar con algunos aspectos de su neurodesarrollo adaptativo y alrededor del 7% (R = 0.268) de los cambios están asociados a su neurodesarrollo motor. Estos aspectos del neurodesarrollo involucran capacidades de habilidad motriz, capacidad de adaptación, reacciones al medio que lo rodea, movimientos corporales y oculares. Así mismo se deduce que en la dinámica de estas fluctuaciones influyen otros factores que no están necesariamente relacionados con el neurodesarrollo y que deben ser explorados en futuras investigaciones.

Relaciones

En Conjunto Administrativo:

Descripciones

Nombre del atributoValores
Creador
Colaboradores
Tema
Editor
Idioma
Identificador
Palabra Clave
Año de publicación
  • 2010
Tipo de Recurso
Derechos
División académica
Línea académica
Licencia
Última modificación: 10/05/2022
Citaciones:

EndNote | Zotero | Mendeley

Elementos