Bioenergética y campo de crecimiento del acocil quela roja Cherax quadricarinatus alimentado con dietas modificadas en su contenido de carbohidratos Público Deposited

En juveniles de Cherax quadricarinatus se midió el efecto de la inclusión de diferentes proporciones y tipos de carbohidratos en la dieta, sobre el crecimiento somático y el campo de crecimiento de los acociles en dos localidades, Mérida Yucatán (20.78 ± 3.65 g PH) y México, D.F. (11.63 ± 3.65 g PH). Cuatro grupos de organismos se mantuvieron durante 60 días con dietas isoprotéicas (30%) e isolipídicas (12%) con 44% de almidón (A), 44% de fibra (B), 17% almidón+27% fibra (C) y 33% almidón+11% fibra (D). El crecimiento en peso húmedo se evaluó a través de las tasas de crecimiento absoluto (TCA, g/día), relativo (TCR, %) y específico (TCE, %). La ganancia en peso fue mayor en los acociles alimentados con las dietas A y D en ambas localidades. La estimación del incremento en peso relativo al periodo anterior de 15 días por unidad de peso corporal (ǻ P, %/g) evidenció que el peso inicial de los acociles influyó en los resultados. Así, tanto en Mérida como en México, las dietas que contenían sólo almidón y las mezclas con mayor proporción de almidón produjeron un mayor crecimiento en los primeros 15 días, luego éste disminuyó hasta alcanzar valores negativos en los animales de mayor tamaño (Mérida), pero no en los más pequeños (México) en los cuales se mantuvo el incremento en peso por 75-90 días. Con el fin de determinar la energía potencial de crecimiento, campo de crecimiento o producción (P) se midieron las diferentes tasas fisiológicas incluidas en la ecuación del balance energético: P = I ± (R + H + U + EDE + m), donde I es la energía contenida en el alimento ingerido, R es la energía utilizada en metabolismo aerobio, H, U, EDE y m se refieren a las pérdidas de energía en heces, excreción amoniacal, calor (efecto dinámico específico) y muda. Al comparar ambas localidades se observó la variable peso inicial, influyó la tasa de ingestión y la excreción amoniacal; no influyó la tasa de producción de heces, sin embargo afectó la tasa de asimilación del alimento ingerido (A) y la eficiencia de asimilación; modificó la tasa respiratoria y la eficiencia de extracción de oxígeno del disponible en el medio, pero no tuvo una influencia significativa sobre la pérdida de calor. La dieta también influyó la tasa de ingestión entre localidades, sin embargo dentro de cada grupo sólo influyó en los acociles más pequeños de México D.F., en los cuales la tasa de ingestión fue más alta con la dieta D; la producción de heces fue dos a cinco veces mayor en los acociles más grandes de Mérida, con valores 46 y 37% más altos con las dietas B y C. La dieta no afectó la tasa de asimilación en México ni en Mérida, pero se observaron diferencias significativas entre localidades, resultados similares se obtuvieron en la eficiencia de asimilación. El contenido de carbohidratos de la dieta también modificó la tasa respiratoria entre localidades con valores más altos en México que en Mérida. Con respecto a la localidad se observaron efectos sólo en México donde los acociles alimentados con la dieta C tuvieron el consumo de oxígeno más bajo. En la tasa de excreción amoniacal también influyó el tipo de dieta con valores más altos en Mérida y en el grupo alimentado con la dieta B; en México el mayor valor se obtuvo con la dieta D. Con respecto a la muda los valores de los acociles alimentados con las dietas B y D fueron más altos en México que en Mérida y en México el menor valor se encontró con la dieta C. El campo de crecimiento (P) fue más alto en Mérida que en México y sólo en esta localidad se observó efecto de la dieta con mayores valores con la dieta D. Los resultados mencionados permitieron obtener las eficiencias de crecimiento bruta (K1=P/I) y neta (K2=P/A); el peso inicial de los organismos no modificó estos indicadores de producción, en cambio el efecto de la dieta fue significativo siendo mayores los valores con la dieta A en Mérida que en México. La información obtenida permite establecer que los juveniles de Cherax quadricarinatus tienen la capacidad de procesar el alimento con alto contenido de carbohidratos totales, almidón y fibra con ahorro de la energía proveniente de la proteína; esta capacidad es dependiente de la edad de los organismos.

Relaciones

En Conjunto Administrativo:

Descripciones

Nombre del atributoValores
Creador
Colaboradores
Tema
Editor
Idioma
Identificador
Palabra Clave
Año de publicación
  • 2007
Tipo de Recurso
Derechos
División académica
Línea académica
Licencia
Última modificación: 10/05/2022
Citaciones:

EndNote | Zotero | Mendeley

Elementos